Blogia

Rouge, vermelho, red, أحمر , rosso, rot, rojo

Gota a gota

Gota a gota

Si sigues siendo todo un caballero, creo que podré confesarte que guardo una botella de vino envenenado: sólo con respirarlo, tu mirada empieza a bailar por mi cuello aprendiéndolo con calma, mis ojos paran el tiempo en el lunar de tu mejilla izquierda. Cuando lo vierto en la copa, fluyo, solamente, sin ideas, fluyo a la altura de tu boca, latiendo gota a gota. Tus labios ansían desesperadamente la caricia del cristal, porque cuando bebes, me mojas, y al tragar, es desde mi vientre desde donde se expande el calor del vino. Pero tú te embriagas con el temblor contenido que desemboca en un beso; un beso envenenado que nos llevará a la más dulce de las muertes.

  Si suena peligroso, acuérdate que hace mucho que perdiste el miedo a los precipicios, que aprendimos a cerrar los ojos y caminar con otros sentidos, como el gusto. Aquí guardo la botella, dime ¿te gustaría probar el vino?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anoche

Anoche

Anoche quise besarte. Olvidé que sepulté mis labios para defenderme de tu belleza. Ahora quiero recobrar aquél mundo perdido. Tan sólo es nostalgia, amor a un pasado, algo irreal fatigado por la realidad. Esta es la desdicha de quien mide el tiempo en veranos. Anoche quise besarte y dirigí mi rostro hacia los astros, tracé el espacio imaginario de tu cuello y suavemente posé mis labios saboreando el vacío sabor de la existencia. Vuelve.

 

 

 

 

 

 

Octubre lento

Octubre lento

Ahora paso los días con los ojos tapados. Porque no creo en este sol, no creo que exista luz como la de aquellas mañanas. Quiero sentir que nos ata el mismo día, cobijarnos bajo las sábanas y borrar esta ciudad con la tibieza de tu cuerpo aún dormido. Porque cuando tú dormías yo espiaba tu sueño, y me preguntaba si sería igual tu calma cuando yo no estaba a tu lado. Ahora, envuelta en sombra y tiempo, pienso en el frío de las calles despobladas. Madrid despoblado, con el sonido de un amor apagado. Imágenes congeladas en mi mente que niegan que ya te has ido. Cuanto más espero, más bello es el recuerdo y más cansado y frío es el tiempo de este Octubre lento.

 

 

 

 

Intentando poner orden

Intentando poner orden

En silencio. Pero cerca. Os leo mientras desempolvo el teclado...

Besos

  Besos... 

 

 

 

 

 

 

 

...ausencia...

...ausencia...

Perdonad que haya tenido un poco abandonado el blog. He descubierto el poder de esas pequeñas criaturas para detener el tiempo...

Gracias por seguir viniendo. Besos.

Polvo bajo la lluvia

Polvo bajo la lluvia

 

Tal vez, después de todo, sólo eres un error, una equivocación espacial, algo que nunca debería haber existido. Piensa en quién serías si te colocasen en otro mundo diferente de este en el que vives. ¿Serías tú? Es esta existencia tan necesaria para ti que no puedes desprenderte de ella. Pero no llores, mi vida, yo estoy a tu lado. Y notarás al coger mi mano cómo tiemblo al pensar que eres tan fugaz como tus lágrimas. Quiero saber de qué está hecha cada gota que resbala por tu mejilla, que se pierde en el suelo y se mezcla con la lluvia. Dime si ese río va a parar a un mundo mejor. Tal vez, allá donde vaya, tus lágrimas se transformen totalmente y queden así exentas de pena y miseria. Y tal vez, tú y yo dejemos de ser presas de la Naturaleza el día que nos diluyamos en el río, partículas que siguen la corriente junto a otras partículas, jugando a reflejar los rayos del Sol con nuestros cuerpos. Y no imagino tu cuerpo sin luz, y a veces me gusta pensar que tus ojos brillan más que el Sol, que lo puedes todo con ese calor magnético que desprende tu piel. No llores si este mundo ignora tu fuerza. No llores porque tu existencia limita las horas de luz, también me limita a mí y no estoy ansiosa. Sólo asustada por la crisálida de la duda, asustada por la posibilidad de nacer sin ti a mi lado. Dime quiénes hubiéramos sido el uno sin el otro, cuántas noches podríamos haber aguantado con sueños vacíos, desconociendo la luz que bien se diferencia de la del Sol. Piensa en qué sería la tediosa inmortalidad, lejos de la vida para estar lejos de la muerte, ¿no prefieres nacer y confiarte a la Naturaleza, esa misma que nos llevará al fin, pero que nos dio a conocer un mundo? No llores, vamos a sumergirnos, yo tampoco estoy segura de saber nadar, pero si nos cogemos fuerte el miedo desaparecerá.

 

El Placer de Morir

El Placer de Morir

Quítame la ropa y siente el tacto de mi piel.
Acaricia mis cicatrices y nota como laten tímidamente.
Ahora están dormidas pero florecen cuando estoy tendida en la cama.
Cómo duele cuando brota la vida.
He traicionado mi cuerpo con la felicidad en forma de cápsulas.
Y a pesar de todo no encuentro la satisfacción.
Este frío sofocante es mi desdén.
Toma posesión de mi cuerpo, yo ya no lo quiero,
sé que acabará desvaneciéndose como el amor.
Necesito saciar mis emociones antes de encender la luz y volver al frío invierno.
Quiero consumir mi vida en este baile de dos.
Oigo la música de tu aliento en mi nuca y me estremezco de pasión.
Cada vez las sábanas pesan más y yo me evaporo con tu sudor.
Detienes el balanceo y te das cuenta de que no estoy debajo de ti,
ni siquiera sabes cuando partí,
por un momento dudas y terminas tu ritual.
Desde la oscuridad observo, sonrisa arcaica:
tengo el don de la discreción.
Mi última lágrima roja se pierde para siempre
no estoy sola: yo la busco y ella me espera.

 

Condena

Condena

«Las mujeres de singular belleza están condenadas a la infelicidad. Incluso aquellas a las que las circunstancias benefician, las favorecidas por el nacimiento, la riqueza o el talento, parecen como perseguidas o poseídas por un impulso de destrucción de ellas mismas y de todas las relaciones humanas en que entran. Un oráculo las pone ante una alternativa de fatalidades.»

 

Theodor W. Adorno (Minima moralia) 

Los celos de Poseidón

Los celos de Poseidón

Me gusta escribirte con la misma canción sonando una y otra vez; melodía con la que bailo sobre el teclado; esta noche, con Satie en la barca, salando el mar con lágrimas de miedos y dudas, muriendo de sed en medio del agua, la barca abandonada a los caprichos de la corriente y sin ninguna voluntad que la rija, deambula al antojo de las olas. Pero estoy tranquila...ya soy veterana en esto de naufragar y sé que, cuando parece que el mar de fondo te va a tragar, no sabes muy bien de qué rincón de tu cuerpo emerge la fuerza necesaria para dar tres brazadas más hasta llegar a la isla deseada. Allí, unos pies desnudos en la arena, un corazón y unos brazos abiertos me hacen olvidar la fatiga mientras que dulces besos deshacen la sal de las lágrimas. En cualquier momento, la marea puede comenzar a crecer y la corriente llevarme mar adentro, pero si pierdo la conciencia y el conocimiento, sé que las olas de tu alma y la mía vencerán al viento y me devolverán a la playa, donde tu dulce beso me devolverá el aliento y, apoyada en tu pecho, tus latidos me despertarán poco a poco. Sonreiré. Confundiré sueño y realidad. Pero no me importa, para entonces ya me habré abandonado al no saber por donde sopla el viento, y sólo preguntaré "¿me acompañas?" y en tu cuerpo leeré la respuesta. Y si un día te cansas de darme la mano, por favor, no me abandones en medio de la isla, llévame hasta la playa y déjame allí donde pueda ver bien la puesta de sol.
Es hora de tirar mi carta en una botella y esperar que llegue a la orilla de tus costillas, se cuele dentro y te inunde. Si con ello no consigo convencerte de que vale la pena naufragar en esta inseguridad, entonces deja tu corazón a la deriva porque tengo la certeza de que si aumentamos las distancias, acabaremos coincidiendo en el punto diametralmente opuesto.


Fe, luz y sombras

Fe, luz y sombras

"¿Religión verdadera? Todas las religiones son verdaderas en cuanto hacen vivir espiritualmente a los pueblos que las profesan, en cuanto les consuelan de haber tenido que nacer para morir, y para cada pueblo la religión más verdadera es la suya, la que le ha hecho." Miguel de Unamuno (San Manuel Bueno, Mártir)

 

Buscando algo que no haga por ego, tratando de no ser tan yo, no dejaba de pensar en mí misma. Vuelvo a plantearme que tal vez no busque contemplar la luz, sino convertirme en luz...y nadie me asegura que dicha luz exista; he aquí la fragilidad y precariedad de mi fe. Y si como afirmas existe la felicidad, aunque siempre un poco más lejos de lo que deseáramos...¿es que acaso está fuera del mundo de los hechos?

En tal caso sin fe no hay sostén. La fe es luz prometedora pero oscilante. Infiero que en tal caso tú, yo y todos tenemos algo de fe. Y me atrevo a decir "fe ciega" porque salvo fundamentalismos (en mi clase hay una musulmana que me tiene verdaderamente fascinada) nadie pone la mano en el fuego...y miedo me dan aquéllos que por la fe no renuncian a nada, porque su fe está distorsionada, su luz sólo alumbra a unos pocos (¿¿hay entonces varios tipos de luz o una sola??).

Todavía divago en la idea de la luz en un ámbito más allá de lo explicable...porque ¿y si así evitamos la carga de llevarla dentro de nosotros mismos?

 

P.S.: Los exámenes no me dejan mucho tiempo para escribir, pero por fortuna o por desgracia sigo divagando...

Scoop

Scoop

Scoop no es una de las mejores películas de Woody Allen (y un poco decepcionante, pero debe ser difícil mantener un nivel tal de calidad tras la magnífica Match point) Eché de menos los personajes neuróticos (aunque el papel de Woody Allen ofrece una descafeinada dosis) y las grandes dudas existenciales; pero Scoop no deja de ser una comedia inteligente y agradable. Por eso quiero salvar algunas de las genialidades y toques de humor muy en la línea de Allen.

 

"Me educaron en la religión judía pero ahora me he convertido al narcisismo"

"Me asusté tanto cuando pedías socorro, que tuve que tomarme el café corriendo para venir a salvarte"

"Lo único malo que tiene mi hija es que ultimamente es promiscua"

"─ Eres una fábrica de pesimismo compulsivo que siempre ve el vaso medio vacío.
─ No, te equivocas. Yo veo el vaso medio lleno, pero de veneno. "

"Ése tío es mentiroso y asesino...y lo digo con todo respeto..."

"Mi ansiedad es mi gimnasia"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"La balada de la masturbadora solitaria"

"La balada de la masturbadora solitaria"

"Al final del asunto siempre es la muerte.
Ella es mi taller. Ojo resbaladizo,
fuera de la tribu de mí misma mi aliento
te echa en falta. Espanto
a los que están presentes. Estoy saciada.
De noche, sola, me caso con la cama.
Dedo a dedo, ahora es mía.
No está tan lejos. Es mi encuentro.
La taño como a una campana. Me detengo
en la glorieta donde solías montarla.
Me hiciste tuya sobre el edredón floreado.
De noche, sola, me caso con la cama.
Toma, por ejemplo, esta noche, amor mío,
en la que cada pareja mezcla
con un revolcón conjunto, debajo, arriba,
el abundante par en espuma y pluma,
hincándose y empujando, cabeza contra cabeza.
De noche, sola, me caso con la cama.
De esta forma escapo de mi cuerpo,
un milagro molesto, ¿Podría poner
en exhibición el mercado de los sueños?
Me despliego. Crucifico.
Mi pequeña ciruela, la llamabas.
De noche, sola, me caso con la cama.
Entonces llegó mi rival de ojos oscuros.
La dama acuática, irguiéndose en la playa,
un piano en la yema de los dedos, vergüenza
en los labios y una voz de flauta.
Entretanto, yo pasé a ser la escoba usada.
De noche, sola, me caso con la cama.
Ella te agarró como una mujer agarra
un vestido de saldo de un estante
y yo me rompí como se rompen una piedra.
Te devuelvo tus libros y tu caña de pescar.
El periódico de hoy dice que se han casado.
De noche, sola, me caso con la cama.
Muchachos y muchachas son uno esta noche.
Se desabotonan blusas. Se bajan cremalleras.
Se quitan zapatos. Apagan la luz.
Las brillantes criaturas están llenas de mentiras.
Se comen mutuamente. Están más que saciadas.
De noche, sola, me caso con la cama."

Anne Sexton. Esta joven poeta norteamericana singularmente frágil y apasionada, habló de la muerte desde sus primeros poemas con una gran carga simbólica que no deja indiferente. Su delicadeza contrasta con una áspera y controvertida poesía, que refleja un complejo proceso interior de una mujer deslumbradora y atormentada. Una mujer descarnada, tentada por el suicidio desde muy joven. Admirable su complejidad y atrevimiento, casi tanto como su expresión artística de la que no puedo dejar de destacar la exaltación del cuerpo femenino tanto sentimental como carnalmente. El autodescubrimiento sensible, crudo y, sobretodo, hermoso de un universo íntimo que conquista con un lenguaje propio.
La voz de Anne Sexton es, todavía hoy, una misteriosa melodía de autodescubrimiento, autoafirmación y autodestrucción.

 

Sin anestesia

Sin anestesia

    Cuando está concentrado, el cirujano olvida si es animal o persona...por dentro somos muy parecidos, así que anestesiados y abiertos en canal todos los gatos son pardos... pero despiertos la cirugía es mucho más delicada: las miradas, los gestos, las palabras son mucho más precisas y peligrosas, operar en la psique ajena a toda pauta biológica, requiere un arte magistral; así que opto por los animales que después de todo son muchos los que andan por Madrid previsibles a cada paso.
Claro que un estoico cicatriza antes de levantar el escarpelo. No había trampas. Sólo una sutil y superficial incisión.
No olvides que a diferencia de los ojos, no hay párpados que se cierren automáticamente cuando rozas la espalda. La espalda está bien para resistir grandes golpes, pero no delicadas caricias...es más, pocas zonas son tan sensibles a la delicia del inocente roce...

Día de elecciones municipales

Día de elecciones municipales

Krasota (Belleza)

Krasota (Belleza)

Podríamos hacer un extenso tratado sobre la belleza cabalgando en círculo alrededor de un concepto aún por definir. Me remito a las palabras de Tolstoi :

"Como sucede siempre, cuanto más confusas y nebulosas son las ideas sugeridas por la palabra, con más aplomo y seguridad se emplea esta palabra y se sostiene que su sentido es demasiado claro, para que valga la pena de definirlo. Esto es lo que ocurre de ordinario en los problemas religiosos, y también ocurre con esta concepción de la belleza. Se admite como fuera de duda que todos saben y comprenden lo que significa la palabra belleza. Y sin embargo, la verdad es que no sólo no todos lo saben, sino que, a pesar de que se han escrito montañas de libros acerca de tal asunto, desde hace ciento cincuenta años (desde que Baumgarten fundó la estética en 1750), la cuestión de saber lo que es la belleza no ha podido ser resuelta todavía, y cada nueva obra de estética da a tal pregunta una respuesta nueva."

Soy partidaria de guardar cierto respeto a aquellas palabras con las que aludimos a la grandeza. Por ello, me siento realmente fascinada con la capacidad humana de crear más allá de su propio entendimiento. ¿Para qué preguntarle a un escritor cómo consigue dar tan bella forma a las palabras o a un pintor cómo transforma los colores en una obra de arte? A menudo leo en prensa entrevistas a músicos, bailarines, pintores, poetas... en los que pecan de intentar desenmarañar el concepto de Arte con un fatídico final. Un deplorable resultado consecuencia del intento de simplificar para posteriormente masificar el Arte, la Gracia, la Belleza... posiblemente ya estaréis pensando que soy la primera que cae en lo que critica, pues mis posts con frecuencia (por no decir casi siempre) hablan de sentimientos a los que sobran las palabras. Pues sí. Me reconozco culpable. Por ello quiero curarme en salud declarando que mi blog no es más que una mera simplificación de la dimensión humana, la cual no quiero desnaturalizar a base de palabrería. Por tanto, pido perdón por las veces en las que os haya hecho vomitar o apagar el ordenador de aburrimiento. Pero también cabe defender las propiedades terapéuticas del arte que, aunque no justifica aberraciones, hace comprensible cierta decadencia que, admitámoslo, también forma parte del hombre.

 

El caballo

El caballo

  "Símbolo complejo y ambivalente, para Eliade es animal etonico funerario, para Stienon es símbolo del movimiento cíclico de la vida, lo cierto es que en la memoria de todos los pueblos se le asocia a las tinieblas del mundo etonico del cual surge siendo portador de vida o muerte. El análisis ve en el caballo el símbolo del psiquismo inconsciente o la mente no animal, memoria del mundo y del tiempo, de color blanco representaría el instinto dominado, controlado.

   En el Asia Central se conserva en la tradición y la literatura la imagen del caballo etonico, cuyos poderes misteriosos suplen a los del hombre, allí donde los de este se detienen, en el umbral de la muerte.

   Mit. griega , Aquiles sacrifica cuatro yeguas en la pira funeraria de su amigo Patroclo para que le conduzcan por el reino del Hades.

   En el entorno de Dionisos abundan las figuras hipomorficas. Pegaso es el caballo celeste portador del rayo de Zeus.

   En china en los antiguos ritos de iniciación de la adolescencia, a los neófitos se les llamaba potros, el caballo instruye al hombre , el instinto aclara la mente.

   En oriente, tanto en los textos búdicos como en los hindúes, los caballos son sobre todo símbolo de los sentidos enganchados al carro del espíritu, que lo lleva de acá para allá, a no ser que el guía (la consciencia) dirija su marcha.

   La iniciación caballeresca occidental del medioevo, registra analogías con la simbólica del caballo, su arquetipo es la lucha de Beleorofonte montado en Pegaso contra la quimera.


   En su aspecto negativo los caballos se consideran una kratofania de la muerte, una manifestación dela muerte como lo serían la guadaña o el esqueleto, son abundantes en este sentido las apariciones en la literatura y cultura occidentales: la erinia Demeter de Arcadia se la representa con cabeza de caballo, era la ejecutora de la justicia infernal. Las harpías a la vez mujeres pájaro y yeguas ,una de ellas es la madre los caballos de Aquiles.

   En el libro de los sueños de Artemidoro si un enfermo sueña con un caballo es presagio de muerte.

   Así en Inglaterra y Alemania se pensaba de la misma manera.

   En resumen, la tremenda afluencia de referencias al símbolo del caballo en todas las culturas del mundo, hace pensar que el caballo constituye uno de los arquetipos fundamentales que la humanidad haya inscrito en su memoria.

   Representa el poder ascensional de las fuerzas naturales, la capacidad innata de espiritualización, de transformación del mal en bien."

 

 Sólo él es capaz de regalarme un simbolo así, y una vez más resta materialidad a la vieja costumbre de regalar...

 

Apiádate

Apiádate

¿Qué pasa cuando sabes que amarás más de la cuenta y algún día las alas se romperán y caerás sin remedio y notarás la caída y llorarás más viejo de lo que eres, mucho más puesto la belleza joven será el espejo herido de tu decrepitud?

¿Qué pasa cuando la delicadeza suprema y los ojos supremos te abandonen ( y te abandonarán?). ¿A quién llorará ese afligido? ¿Quién le hará caso? La bella juventud me ha roto: ¿puedes ayudarme? Me he roto con la bella juventud: ¿estás ahí, amor huido? ¿A qué puerta llamar?

¿Qué pasa cuando la fragilidad en mis manos me recuerda la fragilidad de mi vida? ¿Qué pasa con ese cuerpecito tocado por la luz de los ojos y cuyo calor atrapo para cuando no esté nunca más?

¿Qué pasa con la sensibilidad que escribe mejor que yo y me alcanza con sus palabras y me horada como un taladrador y me deja heridas que sangran?

¿Qué pasa con mi sensibilidad que sabe que amaría con locura? Ten cuidado, no ames tanto, es frágil el amor que crece sobre la juventud que huye de tus manos. No lo olvides, vejestorio. La juventud divina y los ojos divinos huirán porque TIENEN QUE HUIR. ¿Y entonces, maduro destronado? La sangre no la verá porque los brazos de otros provocan cegueras irremediables

¿Qué pasará? ¿Qué pasará? ¿Qué pasará?

Apiádate de mí.

 

 

Tell me

Tell me

 

 

Niveles de estrés preocupantes. Mucho trabajo. Pero siempre con el rouge intacto en los labios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"Madame Bovary, c'est moi."

"Madame Bovary, c'est moi."

  "Y le pasaba la mano por los cabellos lentamente. La suavidad de esta sensación le aumentaba su tristeza; sentía que todo su ser se desplomaba de desesperanza ante la idea de que había que perderla, cuando, por el contrario, ella manifestaba amarlo más que nunca; y no encontraba nada; no sabía, no se atrevía, pues la urgencia de una resolución inmediata acababa de trastornarle.

  Ella pensaba que había terminado con todas las traiciones, las bajezas y los innumerables apetitos que la torturaban. Ahora no odiaba a nadie, un crepúsculo confuso se abatía en su pensamiento, y de todos los ruidos de la tierra no oía más que la intermitente lamentación de aquel pobre corazón, suave e indistinta, como el último eco de una sinfonía que se aleja."

 

Fragmento de Madame Bobary, de Gustave Flaubert .

Tal vez porque amó demasiado

Tal vez porque amó demasiado

     Ignora el color de su sangre. Por ella no corren nombres, sino voces desesperadas, tristes, como su mirada. Tal vez porque amó demasiado, ya no concibe el deseo sin esperanza. Pero ésta le está matando: la esperanza se ciñe bajo sus tristes pechos asfixiando su cintura. Siente la tristeza del amor, tal vez por que amó demasiado y "el amor es triste", le decían.  Pero no fue capaz de retener la luz deslizándose por sus labios colmados de vida. Ahora, secos, han perdido el tinte rojo de los besos, y amenazan con liberar la verdad de la vida. Porque, a pesar del arte del maquillaje, el perfume y los sensuales adornos, ella está marchita desde que repartió su alma entre galanes de mármol de destellos cristalizados. Reposa en el vacío de una belleza fatal. Irresponsable hace de su cama su tumba, pues piensa, que aún en el Infierno, a Satán podrá seducir y enamorar con su embriagadora voluptuosidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres