Blogia
Rouge, vermelho, red, أحمر , rosso, rot, rojo

Querida Nora

Querida Nora

44 Fontenoy Street, Dublín

Amor mío, ¡no puedes sospechar el hastío que siento en Dublín! Es la ciudad del fracaso, del rencor y la desdicha. Anhelo marcharme de aquí.

Pienso constantemente en ti. Por la noche, al acostarme, es una verdadera tortura. No voy a escribirte en esta hoja lo que llena mi pen­samiento, la locura del deseo. Te veo en un centenar de posturas, gro­tesca, vergonzosa, virginal, lánguida. Querida, cuando nos reunamos, entrégate a mí con plenitud. Todo esto es sagrado, oculto para los de­más, debes darte a mí libremente. Deseo ser el dueño de tu cuerpo y de tu espíritu.

Hay una carta que no me atrevo a ser el primero en escribir y sin embargo espero que algún día tú lo hagas. Una carta sólo para mis ojos. Quizás tú la escribas y así se mitigue la angustia de mi espera.

¿Qué puede pasar ahora entre nosotros? Hemos sufrido y hemos sido puestos a prueba. Se ha desvanecido todo velo de vergüenza o desconfianza entre nosotros. ¿Acaso veremos cada uno en los ojos del otro las horas y horas de felicidad que nos esperan?

Nora, adorna tu cuerpo para mí. Cuando nos encontremos debes estar hermosa y feliz, enamorada y provocativa; llena de recuerdos, llena de deseo, ¿Recuerdas los tres adjetivos que utilicé en "Los muertos" al hablar de tu cuerpo? Eran estos: "musical, extraño y per­fumado".

Todavía laten celos en mi corazón. Tu amor por mí debe ser in­tenso y violento para que olvide completamente.

Nora, no permitas siquiera que pierda el amor que te tengo. Si pudiéramos seguir de esta manera juntos en la vida, podríamos ser muy felices. Déjame amarte, Nora. No mates mi amor.

Te llevaré un pequeño regalo. Todo es idea mía, y me ha costado mucho hacerlo como deseaba. Pero será siempre un recuerdo de estos días.

Querida, escríbeme y piensa en mí.
¡Qué representa una semana o diez días comparado con todo el tiempo de alegría que nos espera!

JIM

James Joyce , Cartas de amor a Nora Barnacle.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Pedro (Glup) -

Ay, amiga mía, si yo te contara.
Pero te cuento: sí.
(Así me he quedado)

Rouge -

Gracias a ti Pedro por tus palabras, siempre me haces reflexionar y terminar en una sonrisa. Me encanta que me leas. Un beso y gracias otra vez.

P.D.: ¿alguna vez has sentido un amor que no sea egoísta? Yo lo intento, desearle al otro la felicidad aunque no la viva conmigo...pero ciertamente es difícil...

Rouge -

Esta carta representa el tono general de todas las que componen su obra Cartas de amor a Nora Barnacle, donde encontramos un amor diferente, no tan "cortesano" como cabe esperar de una carta de la Gran Brtaña del s.XIX. Al contrario, James Joyce refleja la fascinación que siente por Nora desde la lejanía de un modo, como tú bien has dicho, egoísta y autocomplaciente. Pero entiendo ese narcisismo como la torpeza en la que cae al intentar desesperadamente suprimir la distancia. Me llamó la atención esa "humanidad", a veces obscena, que a mi parecer era un valor para Joyce pues satiriza a un escritor al que admiraba, Yeats,diciendo que se apresura a “satisfacer las frivolidades de sus atolondradas damas”; afirma que ahí donde otros se han “encogido, arrastrado y orado”, él permanece sin amigos y solo, indiferente “como la raspa del arenque”.

Pedro (Glup) -

Y qué piensa Rouge de esta carta de James Joyce?

Para mi es apasionada, infantil, egoísta, autocomplaciente, circular, torpe en sus descripciones, poco respetuosa, abusadora. Y más.

Cualquiera diría que Ulises no me gustó. (claro que me gustó)

Tu blog es elegante, impactante, interesante, diáfano, inteligente, “erotizante”, que me gusta mucho , vaya.
Gracias por todo. Besos y besos.

Rouge -

Precioso mensaje de una mujer cuyas palabras son verdadera poesía y vida. Gracias por tus comentarios tan llenos de energía que saltan del papel (o la pantalla, mejor dicho). Muchas gracias por visitarme e iluminar con tu alegría este blog.
Un beso.

PaquiLou -

Hola Rouge, vengo como sabes del blog de nuestro amigo.
Te has manifestado con una elegancia que no debía pasar por alto en cuánto me has saludado.
Pedro es de entre muchos de la red que escribimos de lo más original o quizás yo desvele por puro amor "literal" hacía él.
Te he contestado en su blog. Pero yo quería venir a tu blog, a decírtelo como te mereces. Chapó por la calidad que te da ese aire sofisticado.
Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres