Blogia
Rouge, vermelho, red, أحمر , rosso, rot, rojo

La belleza y el desnudo

La belleza y el desnudo

"Lo que es bello es bueno, y lo que es bueno pronto será bello", decía Safo . "La belleza es verdad y la verdad belleza", según Keats . Ambas afirmaciones nos da una idea de la antigua concepción de belleza formulada en términos absolutos; mientras que actualmente todo es relativo, incluso la belleza. En el mundo moderno la belleza es algo construido por la cultura o forjado por las propias ideas del individuo, depende del observador. Sin embargo, todas las culturas poseen a la belleza como una fuerza poderosa que despierta emociones, llama la atención y dirige los actos.
A pesar de la gran obsesión por la belleza que afecta a la sociedad de hoy (negocio en alza), la belleza refleja el funcionamiento de un instinto básico, pues de la belleza obtenemos placer como lo hacemos del sexo o de la comida, es algo que disfrutamos.
Es curioso observar como a pesar de la relatividad de la belleza en el mundo moderno, a pesar de las modas, se piensa en todas las culturas que los ojos grandes, la nariz pequeña, los mofletes y las diminutas extremidades de los bebés, son preciosos; al igual que a todos los hombres y mujeres les atrae el cabello lustroso, la piel lisa o la cintura ceñida de una mujer. Sabemos que la belleza es una de las formas de perpetuación de la vida, que nuestro amor por ella se relaciona también con la biología humana. La belleza nos produce placer. Un placer que nos agrada ver representado, por ello lo plasmamos en el arte. Desde las más remotas manifestaciones artísticas que se conocen, vemos representaciones de desnudos. La perfección y la sensibilidad de la Grecia clásica, el arte fundamentalmente ideal, el culto a las formas perfectas que introdujeron los griegos en la historia, nos lleva a pensar en el erotismo de dichas manifestaciones. Porque todo desnudo por abstracto que sea, despierta en el espectador un sentimiento erótico que es parte fundamental de nuestra naturaleza. Aparte también hay otras vertientes tales como la armonía, energía, éxtasis, humildad... que nos proporciona el cuerpo desnudo. Cuando observamos la hermosura de esas reencarnaciones en la obra de arte, sentimos que el desnudo nos evoca un valor universal y eterno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres